Baños de Vapor

El baño de vapor tienen por objetivo eliminar las sustancias perjudiciales por medio del sudor. El vapor de agua, caliente, produce un aumento de temperatura en la superficie del cuerpo y la sangre fluye en mayor cantidad a la piel. El sudor aparece al cabo de cinco a veinte minutos de empezado el baño de vapor. El sudor es la reacción que genera el organismo frente al excesivo calor que experimenta para tratar de disminuirlo.

Para hacer un baño de vapor, poner en un recipiente el agua y las hierbas y colocarlo sobre una fuente de calor hasta que desprenda vapor. Debemos situarnos de modo que el vapor entre en contacto en la parte del cuerpo a tratar.
La duración del baño será de 15 – 30 minutos. Terminando el baño, se hará una fricción de agua fría con una esponja.

- Vahos - Inhalaciones
Consiste en someterse a la acción del vapor de agua de una infusión de las hierbas por inhalación. En función del resultado que se precise los vahos podrán ser expectorantes, emolientes, estimulantes o tónicos. Los vahos o inhalaciones se utilizan para combatir afecciones respiratorias: descongestionas vías respiratorias en caso de gripe o bronquitis, para detener las hemorragias nasales y para limpiar y suavizar el rostro.

Para hacer inhalaciones o vahos, se necesita disponer en un recipiente lo suficientemente ancho las hierbas o el aceite esencial elegidos, y añadir el agua hirviendo. Cubrir la cabeza con una toalla e inhalar el vapor, durante unos 20 minutos, Conviene cubrirse el rostro con una toalla fría, durante 5 minutos, al finalizar la sesión de vahos.

Es muy común hacer inhalaciones de eucalipto, que se utilizan para descongestionar las vías respiratorias.