Plantas Medicinales: LINAZA

Nombre científico: Linum usitatissimum
Otros nombres: Lino

La Linaza es una planta herbácea anual nativa de la zona del Cáucaso, Egipto y Asia central, en la actualidad se cultiva en varias zonas templadas. La Linaza llega a medir hasta 1 metro de altura. El tallo de la Linaza es delgado y redondo y sus hojas son pequeñas, enteras y alargadas. Las flores de la Linaza crecen en la parte superior del tallo y son de color azul o blanco. Su fruto es de forma globular y contiene unas diez semillas en su interior. Los filamentos del tallo de Linaza son utilizados por la industria Textil creando el hilo.

La Linaza es un planta medicinal con propiedades desinflamante y laxante. La Linaza esta recomendada principalmente para casos de inflamaciones de la vejiga, hemorroides, catarros de la garganta, ronquera, tos seca, úlceras de estómago, catarro intestinal, inflamación de la uretra y estreñimiento. La linaza es el grano que contiene mayor cantidad de fibra.

Las semillas de Linaza son utilizadas por la medicina natural gracias a que son fuentes ricas en omega 3, lo cual le confiere efectos preventivos y curativos de enfermedades cardiovasculares y el cáncer. La Linaza está recomendada para casos resultantes de continuas fermentación en el estómago. También contiene la fiebre y produce sensación de saciedad. La infusión de la linaza se utiliza para todas las inflamaciones internas debido a que es emoliente, refrescante y diurética.

Las semillas de Linaza son un buen expectorante y pectoral, se utilizan en el tratamiento de la inflamación las vías respiratorias y las inflamaciones digestivas. Las semillas de Linaza en infusión o maceración son empleadas en el tratamiento de estreñimiento, colon irritable, inflamaciones gastrointestinales y hemorroides. Además, elimina la acidez gástrica y previene las inflamaciones de la vejiga (cistitis) y de los riñones (nefritis).La linaza lubrica y regenera la flora intestinal y ayuda en la expulsión de los gases. La linaza favorece el control de azúcar en la sangre y ayuda a eliminar el colesterol malo rápidamente. Externamente se utilizan en cataplasmas en el tratamiento de afecciones cutáneas e inflamaciones locales. Las semillas de Linaza, aplicadas como emplasto, alivian los forúnculos dolorosos.

El aceite de Linaza se emplea como laxante, purgante, emoliente y demulcente tópico. El aceite de Linaza es un buen remedio para las personas con exceso de colesterol o trastornos circulatorios. Las fricciones con aceite de linaza alivian las congestiones de aparato respiratorio, sobre todo en casos de bronquitis.

No se recomienda comprar Linaza en harina, porque si ha estado guardado mucho tiempo, puede llegar a ser tóxica. Resulta mejor moler o licuar las semillas en el momento de consumirlas.

Advertencia: Utilizar siempre la dosis de linaza recomendada. Se sugiere consumir de 1 a 2 cucharadas de linaza al día y acompañada de suficiente líquido.

Modo de Empleo:
Infusión:
Semillas: 2 cucharaditas de semillas de linaza en medio litro de agua hirviendo.

Aplicación Medicinal:
Infusión antiinflamatoria :
Dejar macerar 3 cucharadas de semillas de linaza enteras en un litro de agua fría durante 1 hora. Hervir el agua con las semillas y retirar del fuego. Colar y conservar. Beber 2 o 3 veces al día.
Se recomienda para inflamaciones de la vía respiratorias y para aliviar la irritación de la garganta (gargarismos).