Plantas Medicinales: BERRO

Nombre científico: Nasturtium officinale

El Berro es una planta originaria de Europa. El Berro requiere mucha humedad, por lo que no es difícil encontrarla en arroyos y fuentes de aguas no muy calcáreas y al ser una planta comestible no es difícil encontrarla por todo el mundo.

El Berro es una planta medicinal con propiedades diuréticas, expectorantes, aperitiva, fortificante y ligeramente hipoglucemiante. Las hojas son las partes utilizadas del Berro. El Berro presenta gran cantidad de vítaminas A, C, D y E, siendo la vítamina C la que se encuentra en mayor cantidad.

El Berro esta indicado para tratar el escorbuto, avitaminosis, falta de apetito, hidropesía, tisis, reumatismo, gota, enfermedades cardíacas, afecciones de la piel, anemia, esplenoncia, ictericia, dilatación de las glándulas, tumores glandulares, enfermedades de la garganta, catarros crónicos, mucosidades del canal intestinal y de los pulmones. Así mismo, el Berro limpia el hígado y los riñones de arenilla y cálculos, aumenta la secreción de orina y el flujo menstrual de las mujeres, fortifica las encías débiles, activa la transpiración y aumenta la secreción de saliva. El Berro adelagaza la sangre depúrandola y aumenta las fuerzas del organismo en general. El Berro es recomendado para enfermos de tuberculosis, dispepsias, para los diabéticos y para los que sufren de bocio. Se dice que son efectivos en la cura del cáncer.

Debería comerse Berro a menudo, pues es muy depurativo de la sangre y diurético. También expulsa las sustancias extrañas al cuerpo. El sabor del Berro es parecido al de la mostaza, aunque resulta menos fuerte al tener cierto regusto dulce. La mejor manera de consumir el Berro es en ensaladas, sólo o acompañado de otras verduras. Antes de comerlo hay que lavarlo bien en agua con sal y limpiarlo de cualquier clase de insecto, ya que en sus hojas suelen habitar una gran cantidad de parásitos. No hay que emplear el Berro que crece en las aguas de poco movimiento sino el de las aguas corrientes, pues existe el peligro de que se desarrollen insectos acuáticos que lo contaminan con los microbios de la fiebre tifoidea.

El jugo fresco de Berro sirve para tratar determinadas afecciones de la piel, como eczemas y erupciones. Se recomienda tomar cada día algunas cucharadas de jugo fresco de Berro contra cualquiera de las enfermedades ya mencionadas. Además, es más prudente consumir el Berro con moderación, pues en grandes dosis puede provocar irritación de la mucosa gástrica y renal. Las mujeres embarazadas no deben abusar del berro por su efecto fuerte, ya que puede ocasionar aborto.

Modo de Empleo:
Decocción.
Se hierve a fuego lento durante 3 minutos un puñadito de hojas frescas; se filtra el líquido, se añade zumo de naranja, tomate, piña o limón y se bebe a lo largo del día.